8 Pasos para Sanar a través de la Escritura

8 Pasos para Sanar a través de la Escritura

Una libreta puede ser una gran compañera de viaje, para mí lo ha sido durante toda la vida y es algo que sé me acompañará hasta el final de mis días. La Escritura ha sido mi terapia y mi canal para expresar mi creatividad.

Puedes usarla de forma terapéutica, creativa, organizativa, para proyectos, tormentas de ideas, diario de hábitos… tanto en psicología, coaching, en organizaciones, gestión de tiempo, educación. Es una herramienta muy utilizada.

¿Cómo podemos usar esas libretas como compañeras en el camino de nuestro crecimiento personal?

Aquí tenéis ocho pasos:


 

  1. Cómprate una bonita libreta. Se va a convertir en tu compañera de viaje.
  2. Podemos empezar escribiendo, cada mañana. Sin corregir, sin analizar. Páginas matutinas las llama Julia Cameron en su libro El Camino del artista. El único cometido de estas páginas es soltar las rumiaciones. La escritora nos dice que tener este pequeño ritual todas las mañanas apoya nuestra creatividad y libera nuestra mente.
  3. Escribir lo que queremos visualizar para nuestras vidas. Con todo lujo de detalles. Mientras que lo imaginas seguro que acabas con una sonrisa en tu boca el tiempo que dure y además te ayudará a clarificar tus deseos, objetivos y sueños.
  4. Esa libreta es tu compañera de viaje. Cuéntale tus ideas, tus desvelos, tus rumiaciones, tus ilusiones y deseos.
  5. Llevar estos cuadernos nos ayudará a darnos cuenta de muchas cosas importantes: establecer objetivos, hacer listas y llevar una especie de diario de hábitos que queremos cambiar y adquirir. Herramienta de Psicología Positiva.
  6. Crea personajes: a otros y a ti mismo. Crea tu yo ideal y las aventuras que le gustaría vivir si no tuviera miedo o bloqueos. ¿Cómo sería?
  7. Juega con la imaginación pero siempre siendo consciente de lo que está al alcance de ti mismo, lo que de ti depende.
  8. Llevar un Diario de Gratitud es una forma de centrarnos en las cosas agradables, positivas por las que estar agradecido cada día. Es otra forma de llevar nuestra atención a pequeños detalles que damos por hecho o dados pero que hacen nuestra vida más fácil, agradable y bonita. No tienen que ser grandes cosas, las pequeñas componen también el todo que es nuestra vida. Agradecer a las personas que limpian nuestras calles, el olor de una flor, el canto de un pájaro en nuestra ventana, el sabor del café, la cama donde duermo, la sonrisa de un amigo…

 

Puedes trabajar la escritura terapéutica en mi Pack La isla de ser, donde tendrás una libreta para imprimir con láminas, un ebook y audio, para trabajar tu crecimiento personal.

alojamiento para wordpress
Cree en Ti y Déjate en Paz.

Cree en Ti y Déjate en Paz.

 

 

¿Cómo creer en ti y dejarte en paz?

Soy Escritora, con la primera en mayúscula, sí, porque he de empezar a creer en ello. Creer en ti es tan necesario…

Puede que cometa alguna falta de ortografía, de tipografía en las maquetaciones, que mis oraciones no tengan la estructura perfecta o  mis historias necesiten más desarrollo;  pero escribo y cuento historias. Primero para mí y luego decido si compartirlas o no.

Dar el salto al vacío o quedarme con ellas guardadas en un cajón.

Pero estoy comenzando a notar que la presión por dar contenido de calidad me está bloqueando la espontaneidad de dar y compartir. Es cierto que nos superamos cada día y que, una vez que tienes una obra algo conocida, las expectativas sobre lo que escribes crecen.

Pero y si me apetece escribir una historia distinta o más ligera sin buscar la perfección en cada palabra que escriba.  Pues lo hago y listo. Si no lo hiciera sería porque me puede la presión de lo que demás opinarán o dirán, de las comparaciones que hagan entre mis libros; muy lógico todo ello, yo misma lo hago con mis obras y las de los demás. Pero ya está. No tiene la menor importancia.

Eso no me tiene que impedir escribir lo que me dé la gana y compartirlo, siempre y cuando tenga una mínima calidad, que al menos  yo crea que he hecho lo mejor que he podido con esa obra: pulirla, corregirla y mimarla.

Ya si gusta o no…son las expectativas de los demás. Yo he dado el salto y lo mejor de mí.

Esto se puede aplicar a toda decisión en la vida profesional o no.

A veces las expectativas que ponemos en nuestros actos o lo que los demás esperan de nosotros nos paralizan. Hasta el punto que dejamos de hacer algo que nos gustaba o apasionaba por puro agobio, miedo o perfeccionismo.

Sinceramente, no es tan importante. Ni siquiera para ti. Puede que te equivoques, puede que fracases, puede que te critiquen a ti o tu obra…y qué.

Todo lo que te ayude a crecer como persona o como profesional, bienvenido sea. Pero quienes necesiten andar criticándote a ti o lo que hagas, es problema de ellos.  Quítale toda la importancia, no dejes que te afecte, porque no importa absolutamente nada.

La vida está ahí fuera y dentro de ti. Pero la vivirás según interpretes todo lo que ves y piensas.

Es lo más grande que tenemos, pero hemos de quitarle importancia a lo que nos sucede por más dramático que sea. Si estamos pasando un duelo, lo vamos a pasar tanto si lo aceptamos como si nos resistimos. Y ambas reacciones están bien en el sentido de que están sucediendo.

No peleemos todo el tiempo contra nosotros mismos. Aprendamos a vivir con nuestras decisiones. Si estamos tristes no nos culpemos por estarlo…tendrías que sentirte afortunado en vez de estar llorando por las esquinas. Sal ahí y pelea. Tienes que esforzarte por sentirte mejor en la vida, etc… Esa voz interior que a veces no nos deja tranquilos; que lo mismo nos puede animar que machacar.

Como si vivir fuera una tensión continua contra algo, contra ti mismo, contra lo que te sucede, contra tu vida.

Dejémonos en paz.

Estaba pensando en dejar de escribir; es complicado seguir en esto a no ser que seas Best Seller. Ocuparme exclusivamente en la Psicología, aportar valor para el bienestar de otras personas.

Pero esta mañana me encontré un mensaje en  Messenger de una persona desconocida, que había leído una de mis novelas, y me preguntaba cómo  podía dar orden y sentido a sus sentimientos para escribirlos. Si yo podría orientarla. Por supuesto, lo hice.

Y al hacerlo recuperé la ilusión de poder acompañar a otras personas a través de la escritura. Unir terapia y escritura. De  una forma u otra poder dar valor siendo yo misma y haciendo lo que deseo hacer.

De momento os dejo una Guía de Bienestar en la que estoy trabajando. Gracias por leerme.

 

 

El poder de la atención. Descarga nuestra Guía Gratis

alojamiento para wordpress
Suscríbete a mi lista

Suscríbete a mi lista

Empieza a Atenderte para vivir una vida más plena

Ya estás dentro

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar